La astucia de los ciudadanos consigue que los nazis que los visitaban lucharan contra ellos mismos sin saberlo

20 de Noviembre del 2014 en Sociedad

Wunsiedel es una ciudad alemana donde todos los años se reunen cientos de neo nazis para desfilar mostrando sus símbolos y eslóganes fascistas. Durante estos días, los habitantes del lugar y los que allí trabajan, procuran no hacer acto de presencia en la calle, cerrando los comercios, con el fín de evitar encontronazos con los visitantes de extrema derecha.

Al no encontrar una solución efectiva para evitar que se celebraran las concentraciones, buscaron una manera de al menos, conseguir que el problema se mitigara. Y lograron una inteligente solución.

Ya que los nazis desfilaban durante una larga marcha, consiguieron conseguir patrocinadores que daban una cantidad económica por cada metro que recorrieran los neo nazis. El pueblo se llenó de pancartas animándolos a continuar, incluso les ofrecían plátanos como a los corredores de maratones para que no desistieran en el intento de llegar a la meta. El dinero fue recaudado para una asociación que ayuda a los integrantes de estos grupos a abandonarlos, algo de lo que se enteraron sólo cuando llegaron a la meta.

La astucia de los ciudadanos no solo ha conseguido ponerlos en ridículo ante todo el mundo, sino que han utilizado el dinero recaudado para un buen fin, haciendo que los “neonazis se enfrenten a los neonazis” nombre con el se ha bautizado a la campaña. Como se diría en términos deportivos: “un gran gol en propia puerta”